Tutores y Mallas 

Durante las primeras fases del cultivo tenemos que plantear cual va a ser nuestro sistema a seguir, ya que en función del sistema de cultivo, mantendremos o realizaremos ciertas acciones sobre nuestras plantas.

Evitar que descubran nuestro jardín es uno de los primeros pasos para terminar la cosecha de forma satisfactoria. Una buena malla de sombreo evitará la mirada de curiosos en cultivos de exterior.

Tenemos podas apicales en cultivos de exterior, favoreciendo y fortificando las ramas laterales, las cuales al final del ciclo conseguirán mayor peso total, al estar repartido de forma igualada el total de producción entre las ramas productoras seleccionadas. Para ello nos serviremos de tutores de plástico preferiblemente, para evitar la formación de enfermedades o plagas en la madera. Clavando los tutores al suelo, o en la maceta, conseguimos guiar las ramas hacia el exterior, permitiendo la entrada de luz al interior de la planta, de esta forma la formaremos completamente. 

Se dan casos de plantas de un porte tan grande que se utilizan mallas scrog alrededor de la planta, cual abrigo en invierno, lo que nos crea una sujeción extra y evita el descuelgue o rotura de las ramas mas largas y pesadas.

En cultivos de interior también es importante el sistema de cultivo a seguir, para poder determinar que forma deben alcanzar las plantas. Tenemos disponibles mallas scrog elásticas, perfectas para armarios de cultivo, ya que incorporan unos ganchos para la sujeción y sirven para la mayoría de armarios del mercado. O bien se puede optar por la malla en blisters, disponible en varios formatos, adaptándose a tu espacio de cultivo.

Para evitar la entrada de plagas es importante colocar malla anti trips en las entradas y salidas, tanto del personal como de sistemas de extracción y periféricos.

Mostrando 1 - 12 de 12 items
Mostrando 1 - 12 de 12 items