Extractores 


Los extractores son los encargados de la renovación del aire en cultivos de interior, y es uno de los factores mas importantes a tener en cuenta. Una renovación ineficiente provocará un crecimiento deficiente de nuestras plantas, mermando las producciones notablemente. Si una planta no tiene aire fresco cargado de oxígeno es incapaz de realizar la fotosíntesis de forma correcta, por ello las plantas crecen de forma irregular, no crecen a la velocidad y con la vigorosidad que debería, y esto se verá reflejado en la producción.

Para la correcta instalación de un sistema de extracción hay que colocar la salida en la parte superior de la habitación o estancia de cultivo, ya que el aire más caliente se acumula en la parte alta de la sala, consiguiendo así evacuar el aire más viciado y a su vez bajando la temperatura del cultivo.

La intracción o entrada de aire se colocará en la parte mas baja de nuestro cultivo, de esta forma el aire fresco que entra al cultivo se deposita en la parte bajahaciendo que el aire mas caliente ascienda hacia la salida de la extracción.

Para que un cultivo realice una transpiración correcta y obtener el máximo rendimiento en cada sala o habitación de cultivo, es recomendable seguir una sencilla fórmula para averiguar el caudal de aire óptimo para unas producciones máximas.

Para realizar el cálculo de caudal necesario para un sistema de extracción se aplica la siguiente fórmula. (m3 totales de habitación o armario x 60) así renovamos el aire de la habitación 1 vez por minuto.

Si por ejemplo la habitación donde decidimos ubicar nuestro cultivo tiene unas medidas de 3 x 4 metros con una altura de 2,5 metros tenemos un total de 3 x 4=12 x 2.5= 30m3 x 60= 1800m3), en este caso sabemos que el extractor adecuado para esta sala completa sería de un caudal de 1800m3. Siguiendo esta fórmula tenemos margen para la temporización o conexión del sistema de extracción a un controlador de clima, contando con las pausas y regulaciones, para que éstas no afecten a la renovación eficiente del aire en la sala de cultivo. 

Para el cálculo de la intracción de nuestra sala de cultivo, solo tenemos que dividir entre dos el resultado, ya que la incorporación de aire por la intracción está en un 50% del caudal de salida. Por lo que si el extractor tiene un caudal de 1800m3/h, la intracción correcta para este caso sería de 900m3/h

En El Cultivar tienes a tu disposición gran cantidad de extractores, con distintos caudales y formatos, para poder adaptarse lo mejor posible a tus necesidades.

Para pequeños cultivos en armarios o salas de poca dimensión, puedes utilizar cualquiera de los extractores tubulares disponibles, adaptando siempre el caudal necesario. O bien un TT de dos velocidades, un aparato de caudal medio con una gran versatilidad.  En este caso utilizaremos extractores helicoidales para intracción, ya que tienen bajos caudales y suelen ser acordes para esta función. Si tienes vecinos cerca evita cualquier ruido producido por aparatos ruidosos, el extractor Max-Fan es uno de los mas silenciosos del mercado, con una potencia capaz de llevar un cultivo de varias lámparas.

Si eres un gran cultivador no puedes permitirte que tu cultivo no tenga la respiración adecuada, un extractor de gran caudal es necesario para el correcto funcionamiento de grandes espacios de cultivo. Los extractores Soft Box son la mejor opción para salas de cultivos de un tamaño considerable. Estos extractores vienen en una caja insonorizada para reducir el sonido producido por la gran potencia del motor, evitando así cualquier vibración, con caudales preparados para renovar en minutos el aire de una nave industrial.

La última incorporación al mundo de la extracción son los extractores silenciados Q-Max de Can Filters, presentados en forma cilíndrica, altamente adaptables a los conductos de ventilación, con una gran potencia y caudal conseguido además de ser casi insonoros.

por página
Mostrando 1 - 12 de 18 items
Mostrando 1 - 12 de 18 items