Feminizadas Dutch Passion 

Una de las mayores contribuciones de Henks, y de Dutch Passion, para el productor doméstico autosuficiente fue la creación de semillas feminizadas en los años 90.

Para el cultivador aficionado medio, las semillas feminizadas fueron un avance fundamental.  Desaparecerían los quebraderos de cabeza de conservar un cuarto de cultivo permanente para cuidar de una planta madre.  Ni sería necesario conocer a un círculo de cultivadores que pudieran proporcionar esquejes. 

El cultivador doméstico autosuficiente no quería ni el inconveniente ni la paranoia de cultivar más plantas de las necesarias con el fin de conseguir unas cuantas plantas femeninas. Los cultivadores cuentan que la principal razón para cultivar hierba es poder ser autosuficientes con su marihuana médica/recreativa.  Nos explican que no quieren cultivar más plantas de las necesarias y, por lo tanto, las semillas feminizadas son realmente importantes para ellos.  También nos cuentan que no quieren tener el inconveniente de cuidar de una planta madre durante 52 semanas cada año por lo que no siempre quieren cultivar a partir de esquejes/clones.  El cultivo a través de semillas feminizadas permitió a los cultivadores reducir su factura energética ya que no se necesitaba electricidad para cultivar y mantener las plantas femeninas o las plantas masculinas.

Por estas razones, la creación de semillas feminizadas tuvo un gran impacto en el cultivo doméstico.

La idea de las semillas feminizadas se debatía a menudo pero nadie estaba seguro de sus posibilidades. Henk observó que hacia el final de su vida, una planta de cannabis femenina podía producir flores masculinas si se le dejaba el tiempo suficiente.

Estas flores producirían polen “femenino”; las semillas obtenidas producirían plantas femeninas.  Henk empezó a trabajar con este método estudiando sistemáticamente las plantas de cannabis en diferentes estadios de su vida. Observó que la mayoría de plantas femeninas tenían una tendencia a producir pequeñas cantidades de plantas masculinas si se la dejaba bastante tiempo. 

Es un mecanismo de supervivencia integrado en la genética de las plantas de cannabis y es una manera de permitir la producción de semillas incluso aunque las plantas masculinas no estén presentes. 

Actualmente, las semillas feminizadas acaparan la gran mayoría de semillas vendidas El proceso de feminizar semillas se ha mejorado aún más y ahora es muy fiable y consistente; la mayoría de bancos de semillas sólo ofrecen semillas feminizadas. 

por página
Mostrando 1 - 12 de 40 items
Mostrando 1 - 12 de 40 items